Así gritaba a pie de campo un padre a su hijo, para que éste lesionara al rival durante un partido entre alevines este fin de semana.

Usuarias que estaban junto a este individuo, le indicaron que esas no eran formas, pero incluso otro niño pequeño junto al hombre, respondió de mala manera a la señora

La intervención de la señora no fue sufieciente, ya que el hombre siguió insistiendo, argumentando que son extranjeros y que por ello son más duros.

El vídeo se viralizó en las redes sociales durante el fin de semana, por lo que el Ayuntamiento de Altea ha emitido un comunicado en el que condena la actitud de este hombre.

El concejal de Deportes, Pere Barber, ha manifestado que son actos intolerables y que los servicios jurídicos de Altea ya están trabajando para sancionar al hombre

Además, el edil alteano ha señalado que su obligación es velar porque en las instalaciones municipales siempre se tenga una actitud de respeto hacia los usuarios.