El pleno de Benidorm aprobó ayer, a propuesta de la concejala de Educación, Maite Moreno, instar a la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes a que “de forma inmediata regularice los pagos pendientes a los colegios públicos de Benidorm para que puedan continuar desarrollando su acción socioeducativa con normalidad, sobre todo las cantidades en materia de “comedor y becas” de 2019.  

Según los datos facilitados por Moreno, en estos momentos la Conselleria adeuda “más de 350.000 euros a los colegios públicos” de Benidorm, cifra que “algunos elevan a 15.000.000 de euros por las becas de comedor y material educativo en el conjunto de la Comunitat Valenciana”. En este sentido, han puesto como ejemplo las “dificultades económicas” que padece “el CEIP Gabriel Miró de Benidorm, un Centro de Acción Educativa Singular”, que en los últimos días ha sido noticia y ha tenido una “gran repercusión social”, tal y como adelantamos en Radio Sirena Cope.

También por unanimidad, el pleno ha aprobado la adhesión de Benidorm a la Red Española de Ciudades por el Clima, sección de la Federación Española de Municipios y Provincias que agrupa a las entidades locales que han incluido en su agenda política la protección del clima.

Con el voto del gobierno local se ha ampliado el contrato de mantenimiento de parques y jardines para incorporar las nuevas zonas verdes en Benidorm.

Y por último, entre otras cosas, por unanimidad, la Corporación de Benidorm ha pedido al Ministerio de Transición Económica que autorice el trasvase de agua para riego a través del Acueducto Tajo-Segura para garantizar la solidaridad entre regiones y la igualdad entre españoles reconocida en la Constitución”.