El Colegio Gabriel Miró de Benidorm es un Centro de Acción Educativa Singular, es decir, un centro con alumnos que sufren dificultades de aprendizaje en el que la mayoría de los alumnos tienen beca de la Conselleria de Educación.

Este colegio benidormense, situado en el Camí del Salt de l’Aigua, tiene jornada partida y recibe en su comedor cada día a los 170 alumnos inscritos en el centro, de los cuales el 95% está exento de pagos por las becas que recibe el centro por parte de la Conselleria de Educación o del Ayuntamiento de Benidorm.

Ahora, los alumnos del centro podrían quedarse sin comedor de forma inminente, ya que la Conselleria lleva desde el mes de octubre sin pagar las becas y los gastos de funcionamiento. La deuda que acumula la Conselleria con el colegio benidormense asciende a 40.488,40€, de los cuales más de 32.000€ pertenecen a las becas del comedor o a su funcionamiento. El Colegio Gabriel Miró acumula a su vez una deuda que supera los 20.000€ con la empresa de alimentación “Catering 45”, encargada de la gestión del comedor, a la que no pagan sus servicios desde noviembre.


Las trabajadoras de Catering 45 han trasladado esta mañana una queja formal al director del centro, David Ivorra, y han informado de que a partir del viernes dejarán de dar servicio a menos que se solvente la deuda y se establezcan los pagos con normalidad, lo que supone el cierre inminente de dicho servicio.
Según ha podido saber Radio Sirena COPE, Ivorra ha puesto en conocimiento de la situación mediante correo electrónico tanto a la Conselleria e Inspección, como al alcalde benidormense, a la edil de educación y a diversos responsables del área, aunque por el momento no ha obtenido respuesta.

El director ha manifestado en diversas ocasiones su indignación contra la Conselleria y argumenta que “sí tienen dinero para otras cuestiones” y exige el pago inmediato de esta deuda para que el centro pueda solventar los pagos a la empresa correspondiente, y ésta a sus trabajadores y proveedores.