El Altealife cede ante la presión del Melilla y pierde puntos fundamentales para mantenerse. Las de Javi Mora iniciaron el partido con un 2-0 favorable y acariciando la victoria se dejaron remontar, desaprovechando una oportunidad de lujo para distanciarse de los puestos de descenso.

Las alteanas entraron mucho mejor en partido que sus rivales con un primer set magnífico en el que desplegaron un buen juego dominando en ataque y buenas recepciones. El segundo set siguió la senda del primero, controlando los tiempos del partido y consolidando un buen 2-0.

Con dos sets en el bolsillo nadie temía por la derrota, pero las de la ciudad autónoma tuvieron la última palabra y cambiaron la faceta por completo, igualando e incluso superando a las de la Villa Blanca que se veían bloqueadas por completo.

Oportunidad de lujo que se escapa para las de Javi Mora que suman un punto y se alejan ligeramente hasta los tres puntos de la zona de descenso.