El nuevo contrato del servicio de gestión pública de bicicletas de Benidorm incluirá el préstamo de bicicletas eléctricas además de mecánicas. Así se recoge en el pliego de condiciones elaborado por los técnicos del área de Ingeniería y que “se encuentra en fase de fiscalización”, según ha avanzado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate.

A la hora de redactar el pliego del contrato, se ha tenido en cuenta la nueva concepción de la ciudad en torno a la bicicleta, buscando el fomento de su uso como medio de transporte sostenible, por lo que De Zárate ha declarado que se trata de un contrato exigente y  ambicioso.

Los licitadores deberán presentar un proyecto de implantación que incluya: propuesta de volumen de bicicletas y estaciones de anclaje, de plataforma de gestión e información y atención al usuario, plan de mantenimiento de elementos mecánicos y de sistemas TIC, plan de limpieza y proyecto logístico.

Por último, el edil de Movilidad ha informado de que según las estimaciones y valoraciones hechas por los técnicos municipales, la concesión debe ser de al menos 8 años.