La BigData de Hosbec ha proporcionado los datos correspondientes a la Costa Blanca durante el pasado mes de diciembre con los que se cierra el año 2019. Con la recopilación anual demuestra que este ejercicio ha sido uno de los mejores en la segunda década de este siglo con el 68,8% de ocupación, únicamente por detrás del 2017 que acumuló el 71,1.

Desglosando el año vemos como enero, febrero, marzo, junio y agosto fueron meses con altos picos de ocupación que han permitido subir esa media anual que entre el 2008 y 2015 no superó el 60% de media y este ejercicio ha estado muy por encima. Además, cabe destacar que octubre fue el peor mes para los hoteles con un gran descenso, casi a mínimos.

En cuanto a los huéspedes, las nacionalidades no varían apenas. El turista principal es el nacional con el 55,1% de ocupación, seguido por un lejano mercado británico con el 13,7 y más lejano todavía el noruego con el 5,5. Ya fuera de esas primeras posiciones se ve al mercado belga acompañado por el francés, holandés, alemán y sueco, todos ellos por debajo del 5%.

Por último, entre las poblaciones más destacadas, como Alfaz, Altea, Finestrat o Calpe, destaca que la cuota de ocupación apenas ha variado respecto al 2018.