Un polluelo de loris arcoíris ha sido la primera sorpresa en el parque de naturaleza y animales de Benidorm. Con la llegada de este nuevo ejemplar, el parque zoológico incrementa su labor de conservación, ya que se trata de la segunda vez que logra la reproducción de esta especie.

Este segundo nacimiento llega después de que el pasado mes de marzo se formara un grupo reproductor de la especia con nueve ejemplares cedidos por la Fundación para la investigación en etnología y biodiversidad de Toledo.

Todos los animales procedían de una operación policial efectuada para prevenir el tráfico ilegal de especies.

Ahora, el polluelo permanecerá en el nido durante dos meses, encargándose los padres de proporcionarle el alimento necesario. Y cabe destacar que las bandadas de este ave suelen llegar hasta los 20 ejemplares.