Con esta medida, el Festival Skyline de cortos busca dirección para este 2020. Según ha explicado el edil de cultura, Jaime Jesús Pérez, se trata de una medida para impulsar el festival que se celebra en marzo.

Con este objetivo, han puesto un plazo de presentación de ofertas hasta mañana y con un presupuesto base de 24.000 sin incluir el IVA. El contrato es para este año 2020 y se efectúa para la organización, promoción y las gestiones propias de un evento con estas características.

Entre las obligaciones que asume la nueva dirección se encuentran algunas típicas como realizar el organigrama, detallar el personal que realiza el proyecto y el presupuesto detallados de los gastos. No obstante, también se incluyen otras no tan usuales como prever un alojamiento oficial en la ciudad para la organización, participantes y miembros del jurado o atender a la programación de actividades externas.

En este contrato a su vez se detalla que la Concejalía de Cultura de Benidorm se encarga de la reserva de espacios para celebrar los actos, el suministro de energía y la limpieza del lugar escogido.