Los inspectores de Limpieza Viaria del Ayuntamiento de Benidorm se desplazarán a partir de ahora en bicicletas y patinetes eléctricos para realizar sus labores de control y vigilancia.

Así lo ha comunicado el edil del área, José Ramón González de Zárate, quién ha explicado que Benidorm tiene que dar ejemplo y por ello se hace esta ligera inversión. De esta forma, “aparcamos los vehículos tradicionales y los sustituimos por medios de transporte no contaminantes” afirmaba el edil popular.

De Zárate ha indicado que con esta medida “seguimos ampliando el parque móvil municipal sostenible”, en sintonía con “la renovación e implantación progresiva de transporte eléctrico en la flota de vehículos de las empresas concesionarias”, a las que se exige por contrato cumplir unos parámetros y porcentajes de movilidad sostenible. “En el futuro absolutamente todos nuestros vehículos municipales deberán funcionar con energías renovables”, ha apuntado. En total, la adquisición de estos vehículos ha supuesto al Ayuntamiento una inversión de 5.396,12 euros.