El Ayuntamiento de la Vila ha celebrado este viernes el tradicional desayuno de Año Nuevo con los compañeros de varios medios de comunicación, aprovechando la reunión realizar balance de los proyectos de futuro para el año 2020.

El alcalde vilero, Andreu Verdú ha asegurado que tiene grandes expectativas para el 2020, en gran parte gracias a la buena sintonía que ha demostrado el Equipo de Gobierno, formado por PSOE, Compromís y Gent per la Vila, en estos 6 meses. «Se prevé un año interesante por los numerosos proyectos que se llevarán, como los son la ampliación del Llar del Pensionista, la finalización de las obras del paseo marítimo de la cala, la reforma de la Avda. Mariners de la Vila, la reorganización de la circulación del centro del municipio con la construcción de la rotonda de la Avda. Pais Valencià, la restauración de la zona azul, la Casa de la Música, la Casa del Fester, la recuperación de las Termas de Allon, la adjudicación de un nuevo centro docente que sustituirá al actual CEEP Secanet, y la construcción de nuevos centros docentes como el CEIP Gasparot, y el inminente y necesario CEIP Esquerdo, que permitirá poner fin a 40 años de barracones en la Vila, además de los progresos que se darán en iniciativas de destino turístico inteligente, por los que seguiremos apostando por una Vila donde prime el turismo de desarrollo sostenible” ha querido resaltar el alcalde de la Vila.

Verdú también ha querido subrayar su voluntad de eliminar la Regla de Gasto, que, en palabras del alcalde, “lastra la inversión en proyectos municipales de una administración pública que goza de unas cuentas saneadas desde hace un año”. Destacar que el Ayuntamiento de la Vila cuenta con una inversión de 2 millones de euros para los presupuestos de este año 2020, los cuales se tiene previsto aprobar durante el primer trimestre.

Por otra parte, el edil de Urbanismo de Gent per la Vila, Pedro Alemany, ha querido destacar la intención de relanzar el proyecto de la comunidad de regantes de riego por goteo en el municipio, el cual “beneficiaría enormemente al municipio vilero en general, no solo al sector agrícola” ha asegurado Alemany.

Por último, Josep Castiñeira, concejal de Comercio de Compromís, resaltó para este nuevo ejercicio “la voluntad común del equipo de gobierno de hacer de la Vila un municipio mejor”, y subrayó “la inminente entrada en vigor de la modificación de la ordenanza de ocupación y estética exterior del municipio, la aprobación de la participación ciudadana, la recuperación del Chalet Centella, así como sus jardines, tanto para la administración como para visitas; y poner en valor la lengua y cultura valenciana como valor propio del municipio”, que cuenta con el apoyo de todo el equipo de gobierno.