Las obras de esta ampliación ya se están ejecutando y tras esta intervención se multiplicará por más del doble su superficie actual hasta alcanzar los 500 metros cuadrados. El concejal de Espacio Urbano, José Ramón González de Zárate, ha señalado que “esta actuación es una petición trasladada por el Consejo Vecinal dentro de las propuestas para el Presupuesto Participativo 2020, y demandada también por la asociación de vecinos a la vista de las dimensiones de estas instalaciones, muy utilizadas por los propietarios de mascotas, y que se han quedado pequeñas”.

Además de la ampliación de espacios y de los elementos para que los perros jueguen, la obra contempla también “mejorar los accesos, colocar una doble puerta y arena de albero, e instalar mobiliario urbano como bancos, papeles, mesas de merendero y paneles informativos con las normas de uso del parque canino”.

El edil popular ha indicado que el equipo de gobierno sigue con la intención de mejorar y ampliar el número de instalaciones de este tipo por toda la ciudad, recordando que en estos momentos Benidorm dispone de seis parques caninos distribuidos por diferentes barrios.

Asimismo, De Zárate ha indicado que dentro de este contrato también se va a reparar el polémico vallado de la zona de escaleras situado junto a la Plaza de Toros, ya que “estaba muy deteriorada”. Y también ha informado que esta actuación, valorada en 20.626,82 euros, ya está en marcha y estará finalizada en un plazo máximo de dos semanas.