Las primeras actuaciones del contrato de Mantenimiento y mejora de la vía pública ya se han iniciado, según ha informado el concejal de Espacio Público, José Ramón González de Zárate, que ha recordado que la inversión municipal es de 700.000 euros, a los que se suma una mejora del 20% ofertada por la empresa adjudicataria. Estas actuaciones “están vinculadas a la accesibilidad y al arreglo de calles, y llegan a prácticamente todos los barrios de la ciudad”.

De Zárate ha indicado que “después de hacer los replanteos de todas las actuaciones incluidas en el contrato, empezamos a trabajar en La Cala”, concretamente con la adecuación de la acerca junto a la Torre de Morales para hacer más accesible el entorno de este BIC. En este barrio también está previsto actuar en la Plaza de las Tiendas “con la mejora de las dos aceras que dan acceso tanto a establecimientos hoteleros como comerciales”.

También se adecuará la zona próxima a la iglesia de San Juan Bautista. Además, se va a mejorar todas las escaleras que conectan la parte alta de La Cala con Tamarindos, incluyendo la instalación de barandillas e iluminación; y se va a construir una rampa de acceso al parking disuasorio de la avenida Marina Baixa

El edil ha indicado que todas estas actuaciones se van a realizar en un par de semanas y posteriormente los trabajos se trasladarán al Rincón de Loix, donde está prevista la construcción de dos rotondas que mejorarán el tráfico de este barrio y de la Huerta. Concretamente, estas rotondas se ubicarán en las intersecciones de la avenida Doctor Severo Ochoa con Almirall Bernat d’En Sarrià y con Comunidad Valenciana –el conocido como cruce de l’Estanquet– dos puntos que actualmente están regulados con cruces semafóricos y en los que el tráfico discurrirá con mayor fluidez una vez ejecutadas las rotondas.

Al margen de las obras mencionadas, el contrato incluye otras actuaciones en la calle Herrerías en el cruce de la Plaza SSMM Reyes de España con la avenida de l’Aigüera, que pasará a ser de asfalto de imitación de adoquín para evitar el deterioro y ahorrar en reparaciones; y en el tramo de aceras de Ametlla del Mar pendiente de ejecutar, hasta el cruce con calle Zamora.  Además, hay programadas obras en el Casco Antiguo y su entorno.