El Ayuntamiento de Benidorm tendrá que pasar de nuevo por pleno por el acuerdo que permite al hotel Selomar conservar su fachada con la extensión de los balcones actuales y desafectarlo así del deslinde de Costas.

Un nuevo parámetro del límite del mar que dejó fuera en todo momento este espacio, pero que la demanda interpuesta por el consistorio para salvar los paseos marítimos de las dos playas dejó su trámite paralizado.

Ahora, el Servicio Provincial de Costas ha reclamado que vuelvan a pasar por el pleno el acuerdo, dejando claro que son conocedores de que estas fincas no están inscritas a nombre del Estado, así como su conformidad y que deberán aportar un certificado del uso actual de los terrenos y que se le va a dar, especificando si es para utilidad pública o interés social.

Como consecuencia, en la propuesta que se presenta hoy se incluye lo que ya hacía en las anteriores: que los terrenos tendrán finalidad de uno o servicio público de viales y espacios públicos previstos en ellos.

Este acuerdo no es nuevo, ya que ya pasó en su primer momento por pleno en 2016 y en marzo de 2019, con el mismo fin. Pero ahora, Costas ha pedido que se mejore la propuesta, incluyendo sobre todo el punto sobre el registro de las calles.