El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi adapta la tasa del servicio de recogida, tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos, al incremento del canon establecido por el Consorcio Provincial y así acabar con la discriminación entre los vecinos de la playa de l’Albir. Los vecinos de esta zona pagan en estos momentos 24 euros más que los residentes del núcleo urbano, según ha informado el concejal y portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Toni Such.

En un pleno extraordinario, el Ayuntamiento ha aprobado ajustar la tasa, al aumentar el Consorcio Provincial del Plan Zonal XV el precio de la transformación de la tonelada de residuos sólidos, ha explicado el portavoz del gobierno al término de la sesión.

El cobro semestral se efectuará de acuerdo con las previsiones de cobros en voluntaria que establezca el organismo encargado de la gestión y recaudación de esta tasa.