Esta mañana el grupo municipal Ciudadanos ha convocado a los medios en rueda de prensa, a la que tan solo ha asistido Radio Sirena COPE, para alertar de la situación del contrato de basuras que caduca el próximo 1 de enero de 2020.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Balastegui, ha afirmado que desde FCC – empresa responsable de la limpieza y recogida de basuras en Benidorm – han mantenido en diversas ocasiones que no quieren seguir con el contrato en las mismas condiciones. Por lo que Balategui ha mantenido que «podría ocurrir una catástrofe en Benidorm, no solo la imagen estaría en peligro, sino también habría un riesgo de alarma sanitaria».

El edil de Ciudadanos se apoya en que, a partir del 1 de enero, FCC puede dejar el servicio, como estipula el contrato que el Ayuntamiento tiene firmado con la empresa. Bastegui culpa al equipo de gobierno actual por no sacar a concurso público el nuevo contrato. Es más, indica que «tememos que haya un posible pacto entre el Partido Popular y la FCC para subir los precios, aun siguiendo con un servicio deficiente y con maquinaria obsoleta».

Por lo que desde Ciudadanos se exige al PP a tener por escrito antes de final de mes un compromiso de la empresa en la que se comprometan a seguir presentando servicio en las mismas condiciones, y en caso de no tenerlo, tener un plan B.

Por otro lado, fuentes de FCC confirman que esta es una situación totalmente normal que suele darse en otros municipios. Además, garantizan que su intención no es otra que seguir prestando el mismo servicio, con las mismas condiciones, hasta que haya un nuevo adjudicatario.

El concejal de Limpieza Viaria, José Ramón González de Zárate, también se ha manifestado y ha sido contundente en su respuesta. El edil popular tacha a Balastegui de mentiroso y considera que su único propósito político es «intentar poner alarmas donde no las hay».

González De Zárate ha confirmado que no hay motivo para preocuparse, ya que el equipo de gobierno está trabajando en este nuevo pliego de condiciones, que en breve estará listo. «Todo seguirá igual hasta que el Ayuntamiento de Benidorm saque la nueva licitación», ha sentenciado el popular.