La Diputación de Alicante colaborará este año con 29 municipios de la provincia en la conservación y mejora de sus zonas verdes, masas forestales y parajes naturales. La Comisión de Medio Ambiente y Ahorro Energético ha aprobado esta semana la distribución de estas ayudas que llegan a 800.000 euros y que se estructuran en tres convocatorias.

El diputado responsable de área, Miguel Ángel Sánchez, ha explicado la finalidad de estas ayudas que es la de conservar los espacios existentes y generar nuevos espacios verdes.

Las ayudas que oscilan entre los 25.000 y los 40.000 euros, se distribuirán entre 13 ayuntamientos de la provincia, entre ellos, el Ayuntamiento de Bolulla, aquí en la Marina Baixa. Estas ayudas son para la adecuación y rehabilitación de parques, zonas verdes y espacios naturales.

La Comisión también ha resuelto la convocatoria para obras de mejora de masas y terrenos forestales, entre los que destaca la zona de Cales i Atalayes en La Vila Joiosa. Estas ayudas serán de 200.000 euros.