El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, y el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, han visitado esta mañana las obras que se están acometiendo en el Parque de la Séquia Mare del municipio para convertir este espacio, de unos 70.000 metros cuadrados, en una gran área verde y deportiva. Esta actuación, que según ha adelantado el primer edil estará lista a principio de 2019, cuenta con un presupuesto de un millón de euros, de los cuales la institución provincial aporta 700.000 euros.

         Sánchez ha destacado que “este proyecto es una de las decisiones más inteligentes que ha podido tomar el alcalde y el Ayuntamiento de Benidorm porque estos 70.000 metros abren este espacio a los ciudadanos permitiéndoles disfrutar de la naturaleza al lado de una ciudad que se transforma permanentemente y que a lo largo de los meses recibe a millones de personas”.

El presidente ha alabado, asimismo, la apuesta de Benidorm por el turismo inteligenteconvirtiéndose en una referencia mundial en este ámbito” y ha citado, como ejemplo, el proyecto de Mejora de la Accesibilidad Universal y Movilidad del municipio, una iniciativa que también cuenta con el respaldo de la Diputación de Alicante con una ayuda de un millón de euros, lo que supone el 50% de la misma.