Ya están disponibles los datos de ocupación hotelera de Benidorm correspondientes a la segunda quincena de septiembre. Según los datos de elaborados por BigDataHosbec, la ocupación hotelera de la segunda quincena en Benidorm fue de 91,3% suponiendo un descenso de 2,7 puntos respecto al año 2017.  Cifra que repercute negativamente en la ocupación del mes de septiembre que cae 2,1 puntos (91,5%).

Si continua esta sangría del mercado británico se prevé que se alcance una perdida de medio millón de percnoctaciones.

 

Descenso del mercado británico

El mercado británico sigue perdiendo fuelle este mes de septiembre. Desde comienzos de año existe un descenso continuado de pernoctaciones británicas, alcanzándose este pasado mes un total de 41.400 pernoctaciones menos en comparación al ejercicio anterior. Lo que supone un total hasta el mes de septiembre una perdida de 420.000 pernoctaciones.

Las principales causas de dicho descenso son la elección de nuevos destinos turísticos, la disminución de la capacidad aérea y la elección de apartamentos como alojamiento. Es una realidad el crecimiento de contratación de paquetes turísticos de  otros destinos competidores de «sol y playa» como Turquía (+69%), Túnez (+41%) o Egipto (+58%) con tendencias positivas. Destacando entre ellos, la provincia de  Antalya (Turquía), que supera, en  60.000 paquetes contratados frente a Benidorm en el verano de 2018.

Respecto a la capacidad aérea, el Reino Unido se observa una reducción de 26.210 plazas ofertadas con destino al aeropuerto Alicante-Elche.

 

La previsión para la primera de octubre es de un 88,6%,

Antonio Mayor destaca que «son datos positivos pese a que no se iguala la ocupación del año anterior. No se debe estar decepcionado con estos números, ya que seguramente estemos encabezando las pernoctaciones junto a otros destinos vacacionales». Prosigue explicando que «no queda otra solución que seguir trabajando y seduciendo a diferentes mercados para que vengan a Benidorm».