Ciudadanos ha presentado una moción para el próximo pleno de agosto cuyo objetivo es “garantizar la seguridad y convivencia ciudadanas frente a la ocupación ilegal de viviendas”. Así lo ha anunciado el portavoz adjunto de Cs en el Ayuntamiento de Benidorm, Juan Balastegui, quien ha explicado que “es necesario hacer algo también desde la Administración local ante un problema que, en determinadas zonas, es grave y viene de lejos, como ocurre en algunos bloques del Playmon Fiesta del barrio de Els Tolls, donde se suceden los altercados por estar muchos apartamentos ocupados por personas que se dedican a actividades ilícitas”.

Las medidas propuestas por Ciudadanos “parten de la elaboración de un censo de viviendas ocupadas sin autorización de sus propietarios, cuantitativo y cualitativo, en colaboración con Comunidades de Propietarios o Administradores de Fincas, donde se indique el tipo de ocupación, diferenciando las ocupaciones mafiosas de las de personas con necesidad, con la recopilación de datos de Policía Municipal dentro de los términos de la normativa sobre protección de datos”. De ese modo, según explica Balastegui, “en aquellos casos en los que se detecten ocupaciones por razones de necesidad el Ayuntamiento facilitará a través de los Servicios Sociales a las familias, todos los recursos y alternativas de los que se disponen para que puedan salir de esa situación”. En este sentido, la moción propone estudiar la intermediación con los propietarios de la vivienda para propiciar en estos casos específicos contratos de alquiler social garantizados por la Administración Local.

La propuesta de Ciudadanos incluye también promover una bolsa de viviendas para dedicarlas a uso social mediante incentivos a los propietarios particulares, así como “iniciar negociaciones con bancos, Fondos de Inversión y Sociedad de Gestión de Activos (SAREB) para la disposición de viviendas para uso social, en compensación al Estado tras el ‘rescate’ a la banca que costó mucho dinero a los españoles”. Para el caso de las viviendas en donde se detecte que pudiera estar produciéndose alguna actividad delictiva, “el Ayuntamiento lo pondrá en conocimiento del propietario así como del Ministerio Fiscal para que se actúe lo antes posible”, ha concluido el edil.