Jesús Ballester, Portavoz del GMP y candidato a ser Alcalde de Altea, ha señalado: “Hace 4 meses critiqué al Tripartito -Compromís, PSOE, Altea amb Trellat- por no gestionar la recogida de basuras como toca. Pues bien, estamos en pleno julio y la situación -lejos de mejorar- ha empeorado gravemente”.

“Alerté de las consecuencias negativas que puede tener para nuestro turismo y para todos los vecinos de Altea. No sólo eso, también propuse una serie de medidas que el Equipo de Gobierno debía aplicar ya para solucionar el problema antes de que llegara el turismo -Cambiar de lugar los puntos de recogida, Mejorar la vigilancia de dichos puntos y Endurecer las sanciones a quienes crean suciedad en estos puntos-“.

El Ayuntamiento de Altea acordó -como es habitual- contratar refuerzos para limpiar las calles ya que se han aumentado los espacios que limpiar – como las nuevas zonas de playa- y el personal destinado a ello es cada vez menor.

Jesús Ballester, remató: “La cruda realidad es que el Equipo de Gobierno – Compromís, PSOE, Altea amb Trellat- no ha avanzado nada. Ha habido una parálisis total durante este tiempo. Lo más grave del asunto es que la única medida que se tomó -contratar refuerzos- llegó dos meses más tarde de lo habitual. Durante este tiempo, los trabajadores que limpian nuestras calles no dan abasto y Altea empeora su imagen día a día”.