Las rampas mecánicas con las que la ciudadanía baja a la playa Centro desde el parque Censal fueron objetivo de una nueva acción vandálica el pasado fin de semana, motivo por el cual estuvo inhabilitada a la cuarta de ellas.

La rampa se encontró parada por culpa de un balón de futbol que se colocó estratégicamente para ello. La brigada de Servicios Técnicos procedió a retirarlo y descubrió que se ha roto parte del mecanismo. El concejal de Servicios, Pascal Amigo, dio parte a la Policía Local que ha revisado las cámaras de seguridad ubicadas en la zona y ha conseguido identificar a los delincuentes. El concejal cursó la denuncia correspondiente y la orden de arreglo de la rampa que ya se encuentra en funcionamiento.

“Esta no es la primera vez que se priva a vecinos y visitantes de un servicio público necesario, sobre todo en los meses de verano, por actos vandálicos. Pido la colaboración ciudadana para evitar estos incidentes, que no solo impiden que otros puedan usar las rampas, sino que tienen un importante coste a las arcas municipales, dinero que podría ser destinado a otras acciones. Los culpables esta vez se han podido identificar y recibirán la sanción correspondiente” ha comentado Pascal Amigo, concejal de Servicios Técnicos y Patrimonio.