Rocío Gómez, la Portavoz Adjunta del Grupo Municipal Popular apuntó: “Ya ha llegado la temporada estival y Altea tiene varios asuntos pendientes. Se trata de medidas anunciadas por el El Equipo de Gobierno con el objetivo de aprovechar mejor la afluencia de turistas a nuestra localidad. El problema es que no se están llevando a cabo y, con ello, estamos desaprovechando la oportunidad de crecer en verano”.

La primera medida era tener los chiringuitos en funcionamiento el 15 de junio como muy tarde, según dijo Roc Ferrer, Concejal del PSOE. Pero la realidad es bien distinta. Nos encontramos en pleno julio y aún hay algunos chiringuitos que no han podido iniciar su actividad por la tardanza del Ayuntamiento a la hora de otorgar las adjudicaciones.

Sobre el Tren Turístico no había muchas complicaciones en principio. Como todos los años, debía empezar a funcionar el 1 de julio, pero este año aún no está circulando nuestras calles.

Según Rocío Gómez: “Todo ello sin hablar de la limpieza de las calles. Se debían contratar refuerzos para ayudar a los trabajadores de la empresa pública que están saturados, pero estos refuerzos no llegan y nuestras calles siguen ensuciándose”.

 

La limpieza también es deficiente

Rocío Gómez, Portavoz Adjunta del Grupo Municipal Popular, ha criticado la gestión que el Equipo de Gobierno está llevando a cabo con la limpieza de Altea: “La recogida de basuras es uno de los mayores problemas que tiene el Ayuntamiento en esta legislatura. Es evidente, sólo hay que pasarse por alguno de los puntos negros que tiene Altea para comprobarlo -Cap Blanc, El Barranquet, Sant Roc, etc…-. Por si fuera poco, la llegada de turistas ha traído más basura, como es lógico, y eso ha ensuciado más aún nuestras calles”.

El Ayuntamiento de Altea aprobó medidas para mejorar esta situación durante la época estival. Se acordó contratar refuerzos para limpiar las calles ya que se han aumentado los espacios que limpiar -como las nuevas zonas de playa- y el personal destinado a ello es cada vez menor.

Rocío Gómez apuntó: “Desde el Equipo de Gobierno se aseguró que se contratarían refuerzos para limpiar las calles -como viene haciéndose todos los años- pero la realidad es que esos refuerzos no han llegado y nuestras calles siguen empeorando cada día. Esta situación podría ser comprensible a principios de junio, pero no en pleno julio con la máxima afluencia de turistas. No podemos permitirnos ese riesgo”.