Benidorm ha vivido un fin de semana de fiesta popular en homenaje a la patrona del mar, la Virgen de Carmen. El pasado sábado, tuvo lugar la tradicional ofrenda en memoria a los caídos en la mar. La imagen, portada por mujeres, partía a las 20.00 desde el Paseo de Colón hasta llegar a la plaza de la Señoría donde se depositaron coronas de laurel.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, y el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, depositaron una ofrenda en nombre de la corporación municipal. También hizo lo propio el presidente de la Comissió de Festes Majors Patronals, Paco Marín, con las reinas mayores, Fátima Carrobles y Anna Calbo; y el presidente de la Comisión de Fiestas del Carme, Ginés Alvarado y la Marinera de Honor, Cristina Pérez. Después del acto de homenaje a los caídos en el mar, al que asistieron miembros de los diferentes grupos municipales, tuvo lugar una verbena en el Paseo de Colón.

Ayer domingo, los actos continuaron con la procesión marinera. A las 19.00 horas, se concentraban los festeros y autoridades en el paseo de Colón para dirigirse hacia la Iglesia de Sant Jaume y Santa Anna. En la concentración también participó la Associació  de Penyes ‘Verge del Sofratge’, con su presidente, Dani Luque, en cabeza. Desde el templo, y con la Virgen en procesión, la comitiva se trasladó al puerto donde la imagen se ha situado en la proa de un barco y, acompañada por varias embarcaciones, recorrió la Bahía de Benidorm.

Una vez en alta mar, el grupo de submarinismo Nisos Benidorm depositó en el fondo una imagen de la Virgen y desde la embarcación principal se lanzaron coronas de laurel y rezado también en memoria de los caídos en la mar. Tras la procesión, la comitiva se trasladó al Parque de Elche donde Cristina Pérez recitó el tradicional verso a la Virgen del Carmen. Con posterioridad la imagen fue devuelta a la Iglesia.

Las fiestas finalizarán hoy, festividad de la Virgen del Carmen. A las 20.30 horas tendrá lugar una misa en la Iglesia de Sant Jaume y Santa Anna y a las 22.00 se disparará un castillo de fuegos artificiales en la Plaza del Castillo a cargo de Pirotecnia Valenciana.