La concejala de Turismo, Anna Alvado informa de que el Ayuntamiento de Altea va a licitar la contratación de la explotación del tren turístico mediante un procedimiento abierto. “Tras el éxito obtenido por el tren turístico en la autorización temporal que se concedió en el verano de 2017, desde el Departamento hemos decidido licitar este servicio por un plazo de 4 años’’, señalaba la edil. Alvado añadía que ‘’esta actividad recibió una muy buena acogida por parte de turistas y ciudadanía en general, por lo que, tras aprobación en el Consell de Turismo y Comercio, se ha decidido implementar el servicio con carácter regular”.

La actividad tendrá servicio durante todo el año, modificando ligeramente el recorrido en invierno. Durante el verano continuará con el recorrido por las zonas de playa y del casco antiguo estableciendo las paradas cerca de las áreas de aparcamiento de Altea. De esta manera se pretende disminuir la densidad de aparcamiento de vehículos en el casco antiguo contribuyendo a una gestión más sostenible del tránsito y aparcamiento en la localidad.

Durante los meses de  invierno y temporada baja se modificará el trazado pasando por la zona comercial, concretamente por la avenida Jaume I. Además, tal y como se realizó el año anterior, los martes también tendrá una parada en los mercadillos (tanto el de la ropa, como de la fruta y la verdura).

La Concejala manifestaba que “el tren turístico además de ser un atractivo en los meses de temporada alta, contribuye a desestacionalizar el turismo en la temporada baja, por este motivo, hemos decidido cambiar el itinerario en invierno y que incluya diferentes zonas comerciales”.

Alvado explicaba que “el tren turístico ayuda a mejorar la accesibilidad desde el núcleo urbano y frente litoral hasta el pueblo antiguo de Altea, contribuyendo así a mejorar los criterios de accesibilidad universal en la oferta de nuestro destino turístico, tanto para las personas mayores como las de movilidad reducida”.