La Concejalía de Movilidad de Benidorm pondrá en marcha el próximo lunes los desvíos de tráfico con motivo del inicio de obras en las calles Esperanto y Bilbao, obras anexas a la remodelación de la Avenida del Mediterráneo, que según el edil del área, José Ramón González De Zárate, “serán casi con toda seguridad definitivos una vez que concluyan las obras”.

El próximo lunes se realizará el corte en la calle Esperanto, lo que implicará la apertura al tráfico de la calle del Puente para reconducir la circulación hacia la avenida de l’Àigüera. El corte de la Avenida de Bilbao, por su parte, implicará que el acceso al Casco Antiguo se realice por Doctor Pérez Llorca, lo que según el edil “implicará el inicio del control de accesos al casco antiguo mediante cámaras”. En este sentido, De Zárate ha subrayado que se suprime la doble dirección en el Paseo de Levante que ha operado en los últimos meses, y “sólo podrán acceder los vehículos autorizados: los vecinos del Casco Antiguo durante todo el día y los vehículos de carga y descarga hasta las 10.30 de la mañana”. El edil ha añadido que “vamos a ser muy rigurosos con el control de accesos al Casco Antiguo, imponiendo sanciones a quienes accedan de forma indebida”.

El concejal ha realizado un llamamiento a los establecimientos de la zona para adecuar sus horarios a los de carga y descarga, así como a los vecinos y propietarios que aún no tengan tramitado el permiso de acceso para que procedan a realizarlo con el fin de evitar reclamaciones posteriores en caso de sanción.

Mientras se estén ejecutando estas obras, la parada de taxis se establecerá en el tramo de la calle Esperanto más próximo a la calle Finestrat. Por lo que respecta a la parada del autobús urbano, “la empresa concesionaria del servicio, Avanza, ha decidido trasladarla a la calle Gerona en su intersección con Periodista Emilio Romero”.

Una vez concluya la obra se mantendrá abierto desde Mediterráneo tanto el acceso a l’Aigüera como a Esperanto, permaneciendo el tráfico por la plaza Triangular delimitado a una velocidad máxima de 10 km/h, ya que según ha explicado el concejal “es una zona plenamente peatonal”.

La importancia de las obras en ambas calles radica en el subsuelo, aunque también se acomete la reforma completa en ambos viales. Una vez concluya el tramo de Esperanto actual, el edil ha anunciado que “muy probablemente la actuación continuará de inmediato en el tramo que llega hasta la avenida de Finestrat”.

La remodelación de la Avenida del Mediterráneo está cumpliendo los plazos y, si no surgen imprevistos, el grueso de la obra estará terminado en Semana Santa. De Zárate ha anunciado que “es posible que el lunes comencemos a pavimentar”. El edil ha sido prudente respecto a los plazos en este sentido porque se trata de “un pavimento totalmente nuevo y tenemos que ver cómo se comporta una vez se empiece a colocar”.

La semana que viene también empieza a llegar el mobiliario, por lo que “una vez que se comience a instalar el aspecto de la obra será muy importante”.