El Ayuntamiento de Benidorm ha anunciado que ya está todo listo para la celebración del Día de Todos los Santos. En los dos cementerios benidormenses se ha actuado con pintados tanto en el interior y el exterior y en la plantación de margaritas. Asimismo, en el de la Mare de Déu del Sofratge se ha arreglado el muro que linda con la calle Nicaragua.

La concejal de cementerios, Ángela Llorca, ha supervisado los trabajos realizados, con los que se pretende hacer un recinto más accesible y confortable.

Además, la edil popular ha confirmado la construcción de 132 nichos nuevos en el cementerio de Sant Jaume, unas obras que ascienden a 100.000 euros y que se unen a los 40 construidos a principio de año.