La Guardia Civil ha detenido en Altea y Crevillente a tres hombres, dos de Montenegro de 42 y 44 años y uno del Reino Unido de 48 años, como presuntos autores de varios delitos. Entre ellos, un delito de tráfico de drogas, un delito de defraudación de fluido eléctrico, un delito de falsedad documental y un delito de pertenencia a un grupo criminal.

Los tres detenidos ya han ingresado en prisión provisional y sin fianza.

La investigación se llevó a cabo el 15 de julio, cuando en una vivienda de Altea se produjo un incendio fortuito. Al analizar las posibles causas se descubrió una instalación eléctrica ilegal que llevaba a un cultivo de marihuana indoor que también se había calcinado.

Los moradores de la vivienda huyeron ante la posibilidad de que los pillaran, dejando abandonado a un perro que tuvo que ser trasladado a la protectora de animales de Benidorm.

Con los objetos encontrados, la Guardia Civil tuvo suficiente para averiguar que meses antes habían alquilado otra casa en Crevillente. Y esta vez sí lograron detener a los dos varones montenegrinos y se incautaron 1369 plantas de cannabis.

Y finalmente, tras analizar la casa y los documentos, pudieron localizar al inglés que era detenido en Altea horas después.