Las fiestas de la Ermita de la Vila han llegado a su fin. Dentro de las actividades programadas, uno de los días más grandes se dio el pasado viernes por la noche durante “Les tapetes dels Reis”. Unas 3.000 personas se dieron cita esa noche de fiesta amenizada con música de bandeta y discomóvil, en la que los asistentes además de degustar “les tapetes” disfrutaron también del ambiente festivo y colaboraron con las compañías que ostenta el reinado de Moros y Cristianos 2020.  

Otro de los actos tradicionales que volvieron a llenar la plaza de la Ermita fueron los concursos de “All i Oli” y de paellas. Ambos congregaron alrededor de 1.000 personas. Este año, Francisco Alemany se alzó con el premio de mejor “All i Oli” y de la mejor paella fue a parar a la “Penya El Puntazo”.

Marta Sellés, concejala de Fiestas, quiso agradecer al pueblo de La Vila por responder un año más a la llamada de la Ermita y volcarse con sus fiestas participando en todos sus actos. Además también quiso agradecer a la Comisión de Fiestas de la Ermita por su trabajo, a las compañías Contrabandistas y Moros Tuareg y a todos los vecinos de la Ermita.