Los datos de Hosbec muestran el efecto negativo de la Gota Fría en Benidorm registrando una ocupación 0,5 puntos inferior a la del año pasado.

Aunque a pesar de esta caída el número de pernoctaciones se mantiene estable y el dato supera el 91% de ocupación durante la primera quincena de septiembre. Esto supone una leve caída de menos de un punto respecto al año anterior, pero es el peor dato de los últimos ocho años.

No obstante, las consecuencias del temporal han repercutido negativamente en forma de cancelación de reservas, principalmente en el panorama nacional. Hasta un 5% cancelaron su reserva.

Sorprende que el primer mercado en importancia es el británico, que a pesar de bajar, se mantiene en el 41,9 dejando al español en un 41,7%. Eso sí, el portugués se establece una vez más en esta campaña como el tercer mercado suponiendo un 5,2% se la cuota de mercado.

Tras esto vemos el mercado belga con el 2,7; el holandés con el 2,1; el irlandés con el 1,4 y el rumano con 1,2 puntos.

En cuanto a la ocupación por categorías se iguala en un 90%.

Finalmente, la previsión para la segunda quincena de septiembre se sitúa en el 88%.