Este año la distinción honorífica de Vecino ejemplar ha recaído en la persona de Jesús Rosillo Jiménez por decisión del Consejo Vecinal que opera en nuestra ciudad desde hace ocho años. Distinción bien merecida por su vida laboral y por su dedicación al servicio de la comunidad. Ha sido funcionario del Ayuntamiento durante 34 años, presidente un tiempo del Club de atletismo, socio activista en Cáritas, y socio no menos activo de la Asociación Manchega Tramontana. Durante la sesión en el salón de plenos, tanto el secretario del Consejo Vecinal como el alcalde, han valorado la trayectoria de Jesús Rosillo en Benidorm desde que vino de La Mancha a labrarse un porvenir en tierras levantinas. Ejemplo de padre de familia, ejemplo de servicio a la comunidad, ejemplo de persona intachable. Así lo hemos reconocido todos los amigos que hemos asistido al acto (el jueves día 24 a las 12 del mediodía). Su hijo Jesús, sacerdote, pronunció unas emotivas palabras en honor al homenajeado. Y el mismo Rosillo ha agradecido el reconocimiento oficial de Vecino Ejemplar diciendo, entre otras cosas, que muchas otras personas merecerían tal galardón. Lo mismo opino yo. Que sirva de estímulo para que todos seamos mejores personas y buenos profesionales. ¡Felicidades, Jesús!

Manuel Palazón