Ante el revuelo que se ha armado en la Comunidad Valenciana por la dificultad en la prueba de Matemáticas, debo escribir mi opinión desde la perspectiva de más de veinte años corrigiendo el examen de lengua y/o literatura. Normalmente, los profesores que imparten las diferentes disciplinas mantienen reuniones en la universidad con el correspondiente coordinador, que es que el redacta el examen de la Selectividad. A pesar de ello, hay coordinadores que ponen el examen excesivamente difícil, máxime cuando los alumnos, teóricamente, han superado el nivel exigido en sus respectivos institutos. También puedo decir que, muchas veces, los alumnos se presentan a las pruebas de la PAU sin haber aprendido ciertos temas por culpa de profesores que se los saltan por falta de tiempo, porque son lentos o porque no les dan importancia. Lo he vivido en algunos alumnos, todos del mismo instituto, en otro municipio, que dejaban la misma pregunta en blanco porque decían- y me lo creo- que no lo habían estudiado en su centro. Otra historia es el examen único en toda España, pero con esto de las autonomías… Por poner un ejemplo, algo tan importante como pagar por el patrimonio, no en todas las autonomías se paga lo mismo; incluso en alguna, como en Madrid, no se paga. Pero eso es tema para otro día.

Manuel Palazón