Este mediodía, a las puertas del Ayuntamiento de Benidorm, la corporación municipal con su alcalde, Toni Pérez, y la concejala de Igualdad, Paquita Ripoll, han encabezado el minuto de silencio en memoria de la última víctima de la violencia de género en España. En la concentración han participado representantes de los distintos grupos políticos y trabajadores públicos.

Los hechos ocurrieron este martes en una cueva perdida en el barranco del Burro, en el municipio de Adeje (Tenerife). En esta ocasión, las víctimas son una mujer de 39 años y su hijo mayor de 10 años ambos de nacionalidad alemana, que fueron presuntamente asesinados a golpes por su expareja y padre, de 43 años. El hijo pequeño, de seis años, logró huir y relatar lo ocurrido después de haber estado deambulando por el monte alrededor de cinco horas. El presunto asesino separado de la víctima vive desde hace tiempo en la localidad tinerfeña recibía la visita este lunes desde Alemania de su exmujer y sus dos hijos. Para hallar los cadáveres fue necesario la participaron de 100 personas y dos helicópteros debido a la dificultad del terreno. Está previsto que el agresor pase este viernes a disposición judicial, según han comunicado fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias.

Desde la Concejalía de Igualdad se recuerda a las mujeres que puedan encontrarse ante un caso de maltrato, que pueden acudir a los servicios municipales y además, recurrir al número gratuito 016 contra la violencia de género. La llamada no queda reflejada en la factura telefónica, pero se aconseja borrarla del listado de llamadas de los teléfonos móviles.