Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benidorm a tres personas por un delito de hurto cometido mediante el método conocido como “hurto amoroso”.

Los hechos sucedieron durante el fin de semana cuando la sala del 091 comisionó a una patrulla a una zona muy turística de la ciudad de Benidorm, donde varias personas de origen belga tenían retenida a una joven que les había sustraído la cartera a varios de ellos.

Los agentes que se encontraban en las inmediaciones llegaron rápidamente al lugar donde se entrevistaron con las víctimas. Estas tenían retenida a una mujer que estaba intentado huir, e informaron a los policías que la joven junto a un hombre que iba travestido y que había huido del lugar, les habían sustraído sus carteras que contenían más de 500€.

Cuando los agentes escucharon el relato de las víctimas y la manera en que se habían acercado estas dos personas, insinuándose y tocando cariñosamente a las personas perjudicadas, vieron claramente que se encontraban ante un hurto del que se denomina como amoroso.

El modus operandi de este tipo de hurtos consiste en que las presuntas autoras, generalmente chicas jóvenes y muy educadas para no suscitar ningún tipo de sospecha, abordaban a sus víctimas en la vía pública, normalmente personas de avanzada edad, con discapacidad o turistas. Se acercaban con insinuaciones  o cualquier pretexto para así poder sustraerles cartera, dinero o joyas que tengan a la vista, como relojes, collares, pulseras o anillos, llegando a mantener contacto físico con ellos en forma de abrazos o besos en manos y mejillas.

Si la víctima se percataba de la maniobra, éstas no dudan en emplear la violencia para lograr su fin y huyen rápidamente del lugar. En muchos casos y debido a la alta especialización que han adquirido, las víctimas no llegan a percatarse de las sustracciones hasta minutos después.

Pero no es el caso de estos turistas, quienes al percatarse de la sustracción pudieron atrapar a una de las presuntas autoras, logrando escapar a la carrera el otro presunto autor de los hechos del cual dieron una descripción muy concreta.

Una vez comprobada la veracidad de los hechos, los agentes procedieron a la detención de la mujer por un presunto delito de hurto. Posteriormente llevaron a los turistas a su hotel donde tenían sus pertenencias para que pudieran coger su documentación y formulasen la denuncia.

De camino al hotel las víctimas avisaron a los agentes que habían visto al otro presunto autor de los hechos, por lo que los agentes pararon el vehículo y procedieron a la detención de esta persona por un presunto delito de hurto.

Los dos detenidos de 31 y 32 años respectivamente, fueron puestos a disposición del Juzgado en Funciones de Guardia de Benidorm por un delito de hurto.

Otra detenida por el mismo “modus operandi”

Un día después, agentes de la Policía Nacional de Benidorm detuvieron a una mujer de nacionalidad rumana de 36 años, como presunta autora de un hurto de más de 400 libras esterlinas a un turista del Reino Unido.

La detenida, junto con otra cómplice que consiguió huir del lugar, se acercó a la víctima y comenzó a darle besos y abrazos al tiempo que le tocaba varias partes de su cuerpo. Aprovechando la distracción, una de ellas consiguió sustraerle el dinero que portaba en el bolsillo de la camisa huyendo seguidamente a la carrera.

Varias personas que observaron la escena llamaron a la Policía y consiguieron retener a una de las presuntas autoras hasta la llegada de una dotación de la Policía Nacional que procedió a su detención.

La detenida fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm, que decretó su puesta en libertad con cargos.

Detenida la presunta autora del robo de un reloj de 6000 euros por el denominado método “de las cariñosas” a un hombre de avanzada edad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a otra mujer como presunta autora del robo con violencia de un reloj de alta gama cuyo valor asciende a 6.000 euros.

Sobre las 11:30 horas del día de los hechos y cuando la víctima de 74 años caminaba a la altura de una entidad bancaria, se acercó una mujer joven ofreciéndose a mantener relaciones sexuales, agarrándolo y abrazándolo hasta que de un fuerte tirón le arrebató el reloj que portaba, momento en el que la víctima cayó al suelo y por lo que tuvo que ser asistido en el centro de Salud. El reloj sustraído es de alta gama cuyo valor en el mercado asciende a 6.000 euros.

Los agentes, tras realizar las investigaciones oportunas, identificaron a la presunta autora de los hechos, la cual contaba con numerosos antecedentes policiales. Tras varios días de búsqueda infructuosa, se procedió a solicitar una requisitoria de detención como presunta autora de un robo con violencia e intimidación.

En la mañana del pasado lunes 11 de marzo, agentes de la Policía Nacional de la Comisaría del Puerto de la Cruz-Realejos (Tenerife), localizaron y procedieron a la detención de esta persona poniéndola a disposición judicial.