El pasado 4 de marzo de 2019 la Audiencia Provincial de Alicante archivó definitivamente la denuncia por presunta prevaricación contra Bernabé Cano, alcalde de La Nucía y 12 concejales del Partido Popular de La Nucía por “supuestas irregularidades en el pago de nóminas a trabajadores de la Oferta Empleo Público de 2008”.  Con este archivo Bernabé Cano y los concejales del Partido Popular dejan de estar “investigados”.

Agotada la vía penal

            De esta forma se archiva definitivamente la “investigación” que se mantenía abierta desde 2013 contra el alcalde de La Nucía, 12 concejales del equipo de gobierno y el secretario municipal. La denuncia fue interpuesta en 2013 por la concejala del PSOE de La Nucía Pepa Rosa Ivorra y el concejal del CDL (hoy Ciudadanos) Ángel Martín Ferrer. De esta forma se agota la “vía penal” con la que la oposición había intentado “imputar penalmente” por un “caso únicamente administrativo”.

Judicializar la vida política

“Ferrer e Ivorra han levantado sospechas y sombras con falsos testimonios y juicios paralelos en los medios de comunicación y redes sociales, que la Audiencia y EL Juzgado han archivado. Querían convertir en un juicio penal, un caso administrativo, con su denuncia. Pero al final el tiempo pone a cada uno en su lugar y aunque muy tarde, 6 años después, la Justicia  ha confirmado lo que siempre dijimos que no había supuesta prevaricación en el pago de las nóminas a los trabajadores de la Oferta de Empleo Público de 2008, ni ninguna desobediencia judicial. Lo que hubiera sido un delito es no pagar a estas 23 personas que cumplían con su trabajo diariamente, como pretendían Pepa Rosa Ivorra y Ángel Martín Ferrer. Han ido a hacer daño al equipo de gobierno y a los trabajadores municipales” afirmó Bernabé Cano, alcalde de La Nucía.