El Ayuntamiento de Benidorm está ultimando las primeras líneas de actuación de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrador (EDUSI) para su autorización por parte de la Dirección General de Cooperación Autonómica y Local del Ministerio de Política Territorial y Función Pública. Así lo ha traslado el alcalde, Toni Pérez, durante una jornada temática sobre estrategias DUSI organizada por el portal iambiente y que se ha desarrollado en las instalaciones de Dinapsis Operation & Lab. Una jornada en la que también han participado los alcaldes de cuatro de los municipios de la provincia que han recibido fondos europeos en diferentes convocatorias para desarrollar sus estrategias DUSI: Luis Barcala, de Alicante; Carlos González, de Elche; Emilio Bascuñana, de Orihuela; y Vicente Arques, de l’Alfàs del Pi.

Durante su intervención, Pérez ha recordado que en la tercera convocatoria EDUSI, resuelta definitivamente el pasado mes de septiembre, Benidorm ha logrado 10 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, a invertir en 5 años en proyectos que sumarán una inversión total de 23 millones de euros.

El alcalde ha explicado que la EDUSI aprobada es “un proyecto de ciudad irrenunciable” para hacer que “Benidorm sea más sostenible, más eficiente y más inclusivo, mejorando así la calidad de vida” fundamentalmente de los residentes, pero también de los turistas. En este sentido, ha apuntado que se trata de “una estrategia transversal” en cuya redacción “hemos tenido en cuenta aspectos de ciudad y de destino turístico”, y que tiene entre sus objetivos el “recuperar y dinamizar un área clave para la ciudad” y con un importante volumen de residentes que comprende el Ensanche del Casco Antiguo, la zona de Maravall y Alfredo Corral, Colonia Madrid-Foietes, Moralet, l’Aigüera, Beniardá y Els Tolls.

Pérez ha añadido que el documento también plantea “mejorar los aspectos sociales y económicos” de los residentes de esos barrios; “dotar tecnológicamente a Benidorm”, “mejorar la participación ciudadana, la transparencia y la gobernanza”; y también “desarrollar una franja verde periurbana” que conecte “fundamentalmente de forma peatonal los barrancos de ese ámbito con la trama urbana”.

Asimismo, el alcalde ha destacado que “nos impusimos una EDUSI que ya estamos cumpliendo”, puesto que Benidorm “ya ha hecho actuaciones que están dentro de la estrategia” –tanto en ámbito de actuación como en criterios- y que “iniciamos o planteamos cuando nos presentamos a la segunda convocatoria”, como es el caso del Parque de Els Ametlers, el de la Séquia Mare o la rehabilitación de la avenida Jaime I.

Al margen de esbozar las líneas maestras y objetivos de sus estrategias DUSI, los alcaldes han dialogado sobre los retos que plantea su implementación y que pasan, fundamentalmente, por “la convicción política” fundamentada en el diálogo y el consenso; la implicación técnica, tanto del funcionariado como de las empresas concesionarias y de servicios; con una gestión de la contratación pública y de tramitación complejas; y la implicación social, con una elevada e ilusionada participación vecinal.

Sobre el documento que Benidorm deberá remitir en las próximas semanas al Ministerio, Pérez ha aclarado que en él se dibuja la cronología de las actuaciones a desarrollar o implementar durante los próximos cinco años, así como las líneas a las que se va a dar prioridad.