Las brigadas de Jardinería de los servicios técnicos municipales están trabajando en la fumigación de la procesionaria del pino y el picudo rojo de las palmeras en las zonas verdes municipales de Finestrat.  En el caso de la procesionaria, los trabajos se concentraron en los pinares de la zona deportiva de La Foia, en la rotonda de entrada al casco histórico, los pinos del parque Font de Carrè y del entorno del centro educativo “Balcón de Finestrat”.  En cuanto al picudo, los operarios ya han fumigado las palmeras que se encuentran en las zonas verdes municipales de la Cala, la urbanización Mimosas, el área de la Font del Molí, el cruce de La Fonteta o el Parque de la Glorieta. 

El concejal de Obras y Servicios Técnicos y también Medio Ambiente, Tomás Sellés, informó que en la ejecución de estos trabajos han detectado menos incidencia de procesionaria. “No obstante, por seguridad y por preservación del entorno es importante actuar y evitar el daño de las palmeras o el contacto de la procesionaria con animales domésticos o con los menores pues el contacto físico suele provocar reacciones alérgicas muy molestas como urticaria, irritación en los ojos e incluso problemas respiratorios”.