Tras cumplir todos los trámites y requerimientos administrativos esta semana el Ayuntamiento de La Nucía ha solucionado el problema de la piscina ruinosa y abandonada de la zona residencial “Pueblo Español” de la Urbanización El Tossal, con su derribo. Una reclamación histórica de los vecinos de la zona, por el peligro de desprendimientos y la posible caída de niños, ya que estaba vacía.

Esta semana el Ayuntamiento de La Nucía ha iniciado el derribo de la piscina de la zona residencial “Pueblo Español”, situada en el carrer Mar Egeo de la Urbanización Tossal. La piscina era un “anejo” del Restaurante de la urbanización Pueblo Español de La Nucía, responsable de su “mantenimiento, vallado y seguridad”.

Fin del proceso

El Ayuntamiento de La Nucía a instancias de los vecinos de “Pueblo Español” intentó solucionar este problema de la urbanización “Pueblo Español”, realizando varios requerimientos al Restaurante, que es el que ostenta la titularidad de la citada piscina. Después se realizaron diferentes informes por los técnicos municipales que certificaban el abandono, ruina y peligro de la piscina. Se realizó un requerimiento administrativo a los propietarios del Restaurante para que actuaran y solucionaran el problema, cumpliendo los plazos y notificaciones. Al no contestar y no actuar, el Ayuntamiento de La Nucía ha actuado de forma subsidiaria y después ejecutará a través de SUMA el pago de los gastos del derribo de la Piscina de Pueblo Español a sus propietarios.

Para poner en valor esta parcela, propiedad de la Urbanización “Pueblo Español”, el Ayuntamiento de La Nucía habilitará una zona verde, que ponga en valor este espacio, en medio de la zona residencial, y que no se degrade.

“Los vecinos de Pueblo Español llevan tiempo presentando quejas al Ayuntamiento para solucionar el peligro que suponía esta piscina vacía abandonada, especialmente para los niños. El Ayuntamiento no ha podido actuar antes por motivos jurídicos que nuestros asesores han marcado. Hemos tenido que realizar diferentes requerimientos y notificaciones a los propietarios del Restaurante, para que fueran ellos los que reparasen o demolieran la Piscina. Pero al ver que se han cumplido los plazos en tiempo y forma y no hemos tenido contestación hemos actuado vía oficio, procediendo al derribo de la Piscina. Posteriormente se ajardinará, creando una zona verde, para poner en valor este espacio. De esta forma solucionamos una reivindicación histórica de los vecinos de Pueblo Español, ya que la Piscina se había convertido en un peligro y un vertedero por su abandono” afirmó Bernabé Cano, alcalde de La Nucía.