El edificio municipal de El Torrejó ha sido el escenario donde, hoy al mediodía, se ha presentado el libro ‘Séquia Mare. Riego Mayor de Alfaz del Pi y Benidorm (1666-2016)’, obra de Antonio Gil Olcina, exrector de la Universidad de Alicante (AU) y del catedrático de la misma, Antonio Manuel Rico Amorós.

Con el salón lleno y mucho público en pie, los autores han detallado el desarrollo del proyecto iniciado en 1666 por Beatriz Fajardo y Mendoza y cómo esta infraestructura se convirtió con el tiempo en eje vertebrador de la comarca posibilitando su avanze. En primer lugar facilitando la creación de zonas de cultivo y, por último, siendo pieza clave y esencial para el desarrollo del Benidorm como capital del turismo de la Costa Blanca tal y como hoy le conocemos.

Además de los autores, en el acto han intervenido el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, el director de publicaciones del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert, Joan Borja; y el diputado provincial de Ciclo Hídrico, Francisco M. Sáez. Entre el público el diputado provincial Fernando Sepulcre, el concejal del Ciclo del Agua, José Ramón Gonzalez de Zárate, representantes de diferentes grupos de la corporación y ediles de las localidades vecinas de Polop, La Nucia y L’Alfàs del Pi.

En su intervención, Toni Pérez ha destacado el papel “fundamental” de la Séquia Mare para el renacimiento de Benidorm y ha hecho hincapié en la necesidad de “poner en valor nuestro patrimonio histórico y cultural”. El alcalde ha recordado que la idea de reconocer la importancia de esta infraestructura hídrica, en la actualidad en desuso en el término municipal, surge de la mano de la Taula del Bon Profit y que pronto fue asumida por el Ayuntamiento.

Toni Pérez se ha referido a la restitución del y puesta en valor del único tramo de la acequia en suelo público, flanqueado por un mural realizado también por la Taula del Bon Profit que será “pórtico y entrada del que está llamado a ser uno de los grandes parques de la ciudad”, el Parc de la Séquia Mare en unas obras que, en la 1ª de sus fases ya terminada, ha contado con una importantísima financiación de la Diputación de Alicante. “Una realidad –ha subrayado Pérez-  que en breves fechas estará abierta al público y donde la naturaleza y especialmente el agua, y su importancia para esta gran ciudad y nuestro territorio, compartirán protagonismo poniendo en valor la propia Séquia Mare y su relevante papel social y económico durante más de 300 años”.