El casco histórico de Finestrat sufrió anoche varios cortes intermitentes de luz entre las 22:00 y las 02:00 horas aproximadamente. Estos cortes fueron de duración diversa, los más cortos de segundos y los más largos superaron la hora, entre las 00:00 y la 01:00.  En principio, la causa de esta incidencia  puede estar asociada a las rachas de viento con velocidades superiores a los 80 km/h.  No obstante, el alcalde en funciones, Víctor Darío Llinares, expresó su indignación “porque las inclemencias meteorológicas no son motivo para que cada vez que llueve o sopla el viento nos tengamos que quedar sin luz en el pueblo de Finestrat. Estamos hartos de esta situación. Por eso, exigimos a Iberdrola instalaciones de calidad que garanticen el servicio que se merecen todos nuestros vecinos”.

Llinares recordó que hace más de un año desde el consistorio cedieron a la Iberdrola un transformador para mejorar el suministro eléctrico en el casco histórico y evitar estas incidencias.  Los trabajos, ejecutados desde esta compañía eléctrica, comenzaron en octubre para integrar el ramal que suministra luz al casco histórico dentro de la red principal de Iberdrola. “Y a la primera de cambio, tal como sucedió anoche con el viento o el otro día con la lluvia, nos quedamos otra vez sin luz.  Esta situación es insostenible. Por eso, reclamamos a Iberdrola soluciones y compromiso de dar un servicio de calidad a los vecinos de Finestrat”. 

En cuanto a la obra que ejecuta Iberdrola, según informó el alcalde en funciones, ya está finalizada “a expensas de un último trámite administrativo que, en estos momentos, depende de la Generalitat Valenciana”, informó. “Por tanto, también queremos instar a la Conselleria competente a agilizar este procedimiento porque sobrepasa a toda lógica que, cada vez que llueve, los ciudadanos de Finestrat tengamos que aguantar las molestias y perjuicios que nos ocasionan los cortes de luz.”