El Mapa Acústico encargado por el Ayuntamiento de Benidorm a una empresa consultora concluye que el tráfico rodado es el principal foco de ruido en la ciudad, tanto en temporada alta como en temporada baja. Eso sí, sostiene que los niveles detectados en Benidorm “están muy por debajo de los resultados habituales en las ciudades españolas”. Este documento se ha presentado hoy en el Consejo Asesor de Movilidad, que ha dado el visto bueno al Mapa Acústico que, una vez superado el periodo de recogida de propuestas y sugerencias, deberá votarse en pleno antes de procederse a la redacción del Plan de Acción contra el Ruido.

El edil de Movilidad, José Ramón González de Zárate, ha explicado que “este Mapa Acústico nos ha permitido conocer cuál es la incidencia sobre los ciudadanos del ruido procedente del tráfico, del TRAM y del ocio, y situar sobre el plano de Benidorm cuáles son las zonas más afectadas y en las que hay población que convive con niveles sonoros por encima de los objetivos de calidad acústica que marca la normativa”. “Con este diagnóstico en la mano, disponemos ahora de las claves para elaborar un Plan de Acción que recoja las medidas a adoptar para reducir esa afección”.

De Zárate ha detallado que para trazar el Mapa Acústico se han analizado las franjas horarias de mañana, tarde y noche en temporada alta y baja. Según los resultados del estudio, el porcentaje de personas afectadas por el ruido del tráfico superior al recomendable oscila entre un máximo del 6,6% -durante la noche en temporada alta- y el 0,8% -en horario vespertino en los cuatro meses de temporada baja-.

“Estos porcentajes son muy inferiores a los que se dan de media en la mayoría de las ciudades españolas de población y actividad semejante a Benidorm, donde se llega a niveles de afección superiores al 20% en el periodo nocturno”, ha señalado el edil citando el Mapa Acústico. De hecho, y según los datos recogidos por la consultora, ciudades como Valencia o A Coruña registran porcentajes muy superiores. “En cualquier caso, y aunque la situación en Benidorm es mucho más favorable que en el conjunto nacional, queremos tomar medidas para rebajar aún más esos porcentajes, fundamentalmente en las zonas en las que se concentran las afecciones”, ha añadido.    

Concretamente, el Mapa Acústico señala que “las barrios con mayor número de personas afectadas por ruido de tráfico” son “Ensanche de Casco y Foietes-Colonia Madrid-Beniardá, con un 75% de la acción total”. En ambas zonas, la afección se produce por el tráfico en las avenidas Beniardá y Jaime I. Por el contrario, los barrios “más tranquilos” son La Cala, el Casco Tradicional, el Polígono Primavera y Ciudad Jardín.

De Zárate ha adelantado que una de las medidas que podría incluirse en el Programa de Actuaciones para reducir la contaminación acústica en la avenida Beniardá podría ser “que coloquemos un nuevo asfalto preparado para emitir menos ruido, y que ya se ha utilizado en otras ciudades”.

Contaminación acústica por ocio

El documento presentado hoy también incluye un estudio sobre la contaminación acústica producida por la actividad de restaurantes y locales de ocio, en las tres zonas en las que se da una mayor concentración de este tipo de establecimientos: zona de ‘Los Vascos’, Playa de Levante y calle Gerona. Según el Mapa Acústico, “los porcentajes de personas afectadas por ruido de ocio respecto a la población global no llegan a 0,5%”. No obstante, añade que “la mayor parte de las quejas y denuncias ciudadanas por contaminación acústica (…) provienen de actividades de hostelería y ocio” por lo que “en el futuro Programa de Actuaciones se incluirán instrumentos de gestión y control de este tipo de emisores acústicos”.