El Ayuntamiento de Benidorm ha mejorado las dotaciones de la Ermita de Sanz con la instalación de módulos de aseos prefabricados y con la ampliación de la zona de sombra. El alcalde, Toni Pérez, ha indicado que estas mejoras van a hacer “más confortable” la estancia de todas aquellas personas que acudan a los “distintos eventos festivos y lúdicos que se celebran en la Ermita” como la Festa del Roser, Sant Antoni o San Isidro, entre otros.

Ambas actuaciones se han desarrollado a través de la Concejalía de Escena Urbana que dirige José Ramón González de Zárate, y se han estrenado este mismo fin de semana coincidiendo con la Cabalgata de Reyes de la Ermita.

El alcalde ha explicado que se había detectado que los baños existentes en el edificio de La Casa del Llaurador “son insuficientes para atender las necesidades” cuando se realizan actos y celebraciones como las mencionadas, y de ahí que se haya optado por adquirir cuatro módulos de aseos públicos totalmente accesibles, que han supuesto una inversión de 17.242,50 euros.

Tanto la instalación de los baños como la ampliación de la zona de sombra con una estructura análoga a las existentes ha sido realizada por los Servicios Técnicos municipales y por jóvenes menores de 30 años contratados por el Ayuntamiento a través del programa de empleo juvenil EMPUJU.