El Juzgado de Instrucción número 4 de Benidorm ha decretado el sobreseimiento de la denuncia por un supuesto fraccionamiento de contratos de la Concejalía de Obras al entender la magistrado que no existe delito. Así lo ha comunicado hoy el portavoz del gobierno local, José Ramón González de Zárate, quien ha recordado que la denuncia está referida a diversas obras ejecutadas en 2016 y fue interpuesta por el Observatorio contra la Corrupción tras una rueda de prensa ofrecida por el grupo municipal del PSOE.

De Zárate ha señalado que el auto de sobreseimiento provisional se dictó el pasado 27 de marzo y devino definitivo varios días después. Asimismo, ha incidido en que el propio fiscal sostiene en su escrito que “a la vista del expediente aportado por el Ayuntamiento de Benidorm, se evidencia que los contratos” denunciados “no tienen el mismo objeto, tratándose de obras llevadas a cabo en calles distintas”. De ahí que tanto el fiscal como la juez determinen que “no existen elementos suficientes que permitan integrar los hechos denunciados en los tipos pretendidos”.